Mejorar tus hábitos, autoestima o cambiar tu mente no es un camino sencillo, menos en nuestra época. Internet ofrece oportunidades maravillosas para formarte en multitud de ámbitos, conocer culturas increíbles e incluso conocerte mejor a vos mismo, pero también tiene su lado oscuro. El 90% de lo que encontrarás en Internet sobre cómo cambiar tu mente está plagado de errores, mitos, o simplemente visiones reduccionistas de la naturaleza humana.

Si hacés una rápida búsqueda por la web encontrarás a varios psicólogos hablando sobre la psicología. No hace falta mucha habilidad para detectar que dos psicólogos pueden estar hablando de la psicología pero se siente como si hablaran de cosas diferentes e incluso a veces lo explicitan comentando su “corriente”: psicología positiva, psicología gestáltica, psicología kaizen-daoísta, psicología cognitivo conductual, psicología adleriana…

¿Por qué sucede esto? 

Muy bien querido kaizen-daoísta, la razón es que no existe una única psicología, sino varias: las psicologías son TRES, para ser específico.

¿Cuáles son las psicologías?

¿¿Cómo?? Si la Psicología es una sola, lo escuché del psicólogo en Youtube.

Te mintió. O simplemente ignoraba lo que te voy a contar a continuación.

Mira la siguiente imagen:

las psicologías - 1

Es una clásica línea del tiempo, la usaste cientos de veces para ubicar la aparición del primer mamífero en la tierra, el descubrimiento de América o la segunda guerra mundial. Así como existe una línea del tiempo “universal”, donde podemos colocar los acontecimientos de la historia de los animales, existe una línea de tiempo personal para cada uno de nosotros.

Todos poseemos una línea de tiempo “imaginaria” en nuestra mente que nos permite orientarnos y saber quiénes somos, quienes fuimos y quienes seremos. Puede ser consciente o inconsciente, pero esta línea temporal siempre está presente en nuestra mente marcándonos los tres tiempos psicológicos:

¿Adivinás cuáles son?

Venga, te dejo tres segundos.

1…

2…

3…

Fácil, ¿verdad?

Los 3 tiempos psicológicos son el pasado, el presente y el futuro.

Si te digo que para cada uno de esos tiempos hay una psicología específica, ¿cómo te quedás?

Psicología Retrospectiva

cambiar tu mente -2

Dentro de las psicologías, esta es la más popular.

¿Por qué?

Estudiar a una especie sin siquiera interesarte por su pasado es un error garrafal. Esto se aplica también a cultura, ya lo dijo nuestro querido amigo desconocido:

“Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla” -Autor desconocido

Por desgracia, esta también es una realidad para las personas.

Conocer tus errores, aciertos, opiniones y motivaciones del pasado es la base para poder aprender de ellos y cambiar tu mente.

Si no sabés por qué te enojaste tan fuerte con tu exnovio, ¿cómo esperás no volver a hacerlo con tu siguiente pareja? Si no sabés porqué falló tu última dieta, ¿cómo esperás perder esos kilos de más? Si no sabés porqué bajás la vista cuando cruzás mirada con alguien que te gusta, ¿cómo esperás ser más carismático?

Ya, pero el pasado pisado, lo que importa es el presente, lo que haga ahora.

Sí, por supuesto, lo importante son las acciones que realicés día a día para convertirte en la persona que querés ser. Aunque ahí estás cayendo en una trampa garrafal: si no sabés el porqué de tus acciones, posiblemente termines actuando como un autómata y volverás a cometer los mismos errores que antes.

Ahí es donde entra la Psicología Retrospectiva.

¿Qué es la Psicología Retrospectiva?

La Psicología Retrospectiva estudia tu pasado, y, más importante aún: tu porqué.

Grabate esa palabra a fuego, porque es tu gasolina. Como descubriste al unirte a Kaizen-Dao (¿¿aún no te uniste??) el porqué es lo que te mueve, lo sepas o no. Si vos no decidís tu porqué, alguien lo hará por vos y no me refiero a los Iluminati, los kaizendaoistas, los reptilianos o cualquier otra personaje de teoría conspiranoica mal construida, hablo de tu mente.

Nos guste o no, nuestra mente registra recuerdos, experiencias, sentimientos, opiniones, miradas, canciones, gestos, cualquier cosa con significado para nosotros y lo almacena. En base a este almacén determina cómo actuar en el futuro.

¿Intestaste hablar en clases el primer día, cometiste un error y todos se rieron?

Tu mente lo guarda y apunta “no hablar, se van a burlar de mí, me verán como estúpido, tonto…”. Tal vez con el paso de los años te volviste tímido y cuando te preguntan porqué no hablás mucho tu respuesta sea “siempre fui tímido”. Es decir, vos mismo no conocés la razón verdadera.

¿Por qué es importante el porqué?

Este es el punto crucial, si no sabés porqué realizás una acción serás una marioneta de vos mismo. Y créeme cuando te digo que no es nada lindo ser manejado por tu lado más temeroso: así nadie crece. Por eso es fundamental no solo tener un porqué, sino conocer el porqué de tus acciones, sentimientos y actitudes. Sin un porqué, cambiar tu mente será una odisea imposible.

Tranquilo, en próximas entregas te hablaremos un poco más sobre cómo descubrir tu porqué y de las poderosas herramientas que te ofrece la Psicología Retrospectiva para cambiar tu mente.

Psicología Introspectiva o Mindfulness

cambiar tu mente -3

Conocer tu historia es muy importante, si no la conocés estás destinado a repetirla sin siquiera ser consciente de ello. Sin embargo, no todo es pasado, no todo está determinado por tu pasado, en nuestro día a día ocurren cosas nuevas e inesperadas que no tienen ninguna relación con nuestro pasado. En esos casos, poco te va a servir saber que le tenés una bronca inconsciente a tu hermano por mojarte el pelo con agua sucia en tu décima navidad.

Si tu pareja es la primera en tu vida, poco importará tu pasado cuando tengas una discusión. En ese momento se ponen en juego emociones, sentimientos y pensamientos variados pasando por tu mente a una velocidad fugaz. No es el momento indicado para ponerte a reflexionar sobre tu infancia y porqué te altera que tu pareja te diga “cocinás hoy vos”.

No, lo importante es lo que te está pasando, identificar qué es ese calor ruborizante subiendo por tu cuello. Esa es la función de la segunda de las psicologías: la Psicología Introspectiva.

¿Qué es la Psicología Introspectiva?

La Psicología Introspectiva (la llamaré también mindfulness) es la encargada de hacerte ver el momento presente. No le importa tu pasado con tus traumas, ni tus sueños a futuro, sino lo que estás viviendo AHORA.

¿Te sentís angustiado? ¿Enojado? ¿Perdido? ¿Por tu mente surcan pensamientos vengativos o por el contrario ves todas las desgracias del mundo como culpa tuya? Eso es lo importante para la Psicología Introspectiva. Con ella se investiga todos tus pensamientos, emociones, sentimientos y creencias ACTUALES.

La Psicología Introspectiva responde la pregunta psicológica “¿QUÉ?”.

¿Qué estoy sintiendo ahora? ¿Qué me produce la mirada de mi pareja? ¿Qué pensamientos tengo cuando estoy enojado?

¿Por qué es importante el “QUÉ”?

Si no sabés identificar qué te está pasando, ¿cómo esperás solucionarlo? Si no sos consciente de que estás enojado cuando apretás tus puños o no escuchás tu “diálogo interior”, estás perdido.

El primer paso para curarte es un buen diagnóstico

La Psicología Introspectiva te enseñará a focalizar en el presente, entender mejor tus emociones y escuchar tus pensamientos en segundo plano. Con ello dominado, podrás ahondar en la gestión de tus emociones y pensamientos. ¿Cómo pretendés gestionar algo que ni siquiera reconocés? ¿Cómo esperás cambiar tu mente si ni siquiera conocés lo que pasa por ella?

Psicología Prospectiva

cambiar tu mente -4

Lo que nos diferencia de los animales es que nuestra actitud no está dirigida a una mera satisfacción instintiva.

Sí, los impulsos sexuales y de alimentación nos mueven y motivan, pero no vamos por la calle violando a quien nos parece atractivo o robando fruta en el puesto de verdura de la esquina (por favor, confirmamelo en los comentarios).

Para alcanzar nuestras metas damos rodeos, nos desviamos intentando adaptarnos al entorno social, muchas veces incluso somos capaces de realizar actitudes altruistas atentando contra nuestra propia vida para proteger a otros (pregúntale a este señor si no me creés).

Nos guste o no admitirlo, el sexo, la alimentación o nuestra propia vida no es tan determinante como creemos.

¿Qué nos conduce a estos actos tan “contrarios a nuestra naturaleza salvaje”?

Nuestra visión de futuro.

Si sacrificamos la vida por otra persona es porque deseamos permitirle a esa misma persona continuar con la suya. Si dedicamos toda nuestra vida a un proyecto apasionante, es porque miramos el futuro y esperamos conseguir (consciente o inconscientemente) un resultado. Tomá por ejemplo Kaizen-Dao, ¿cuál es el fin de escribir un post semana tras semana en el blog? ¿para qué realizamos un curso 100% gratuito con las claves para guiarte en tu vida?

La pregunta recordada por la Psicología Prospectiva

Como habrás visto, cada una de las psicologías responde a una pregunta.

Si la Psicología Retrospectiva se preguntaba “¿por qué?” y la Psicología Introspectiva el “¿qué?” entonces…

La Psicología Prospectiva se pregunta el PARA QUÉ.

Déjame ser más claro, el para qué muchas veces puede confundirse con el porqué. Tomemos un ejemplo para ilustrarnos:

  1. Un bebé de unos pocos meses tras pasar varias horas sin comer llora en la cuna desconsoladamente. La madre, al verlo llorar, se le acerca y le acerca el pecho para que succione, tras unas cuantas mamadas el niño se tranquiliza y duerme plácidamente. En esta situación el porqué llora el niño es claro: tiene hambre, necesita alimento. Sin embargo, ¿cuál me dirías que es el “para qué”? Te dejo pensarlo… ¡YA! El niño llora para qué la madre se acerque y le dé el pecho.

Como viste en el ejemplo, el para qué actúa como una proyección al futuro que hacemos, es cómo nos imaginamos a nosotros mismos o a una acción ocurriendo en un futuro. Este puede ser:

  1. Un futuro inmediato, como lo desea el niño al llorar por su madre. No está pensando “en algún momento del día vendrá mi madre a darme comida”. NO. Él quiere a su madre YA, ella vendrá YA, llora para que venga, para que ese suceso futuro tenga lugar.
  2. Un futuro a medio-largo plazo. Nosotros al crear Kaizen-Dao buscamos cambiar el mundo, sabemos que eso no pasará de la noche a la mañana, por eso trabajamos duro día tras día y damos lo mejor de nosotros.

Este es el valor del para qué, es una brújula que nos conduce hacia donde queremos ir, o hacia donde pensamos dirigirnos. Sin un para qué consciente terminarás perdiendo el rumbo… o puede que tu pasado lo defina, o quizás tu furia momentánea te haga realizar una acción estúpida con consecuencias nefastas.

¿Por qué deberías integrar las psicologías para cambiar tu mente?

Quizás leyendo este post te haya gustado más la Psicología Retrospectiva, o te haya ilusionado conocer tus pensamientos mediante el mindfulness. Tal vez la Psicología Prospectiva te compró con construir tu camino. Pues bien mi querido kaizen-daoísta, me da igual cuál de las psicologías prefieras, porque te tengo dos advertencias muy importantes:

  1. Esto es solo una breve introducción. No viste ni siquiera la punta del iceberg de cada una, quizás al descubrir cosas más profundas te apasione otra diferente o te deje de gustar tu favorita.
  2. Es un GRAVE ERROR diferenciarlas y enfocarte en solo una.

Si deseás cambiar tu vida necesitás verlas juntas, no cometas el error de Descartes la división no es la solución, sino su unión. A continuación te dejo con 3 razones para integrar las 3 Psicologías a tu vida.

Complementaridad

Lo mires por donde lo mires, ninguna Psicología por sí misma es la panacea. Ni analizarte 30 años en un diván va a curarte tu depresión, ni meditar 1 hora diaria en la montaña va a hacerte mejor persona. Mucho menos planificar tu vida de acá a 20 años al futuro va a conseguir hacerte feliz.

No me malentiendas, todas estas acciones (aunque exageradas en mis ejemplos) son útiles para convertirte en quien querés ser y sentirte mejor contigo mismo, pero ninguna por sí misma va a ser magia.

Mira la línea de tiempo.

¿Le ves algún privilegio a algún momento?

Yo no, porque ninguno lo tiene, todos son complementarios.

El análisis del pasado averiguando porqué tenés determinadas creencias sobre tu padre es interesante para introducir un cambio en tu vida, pero si no reconocés qué estás sintiendo actualmente por tu padre cuando te habla, no crecerás. De la misma manera, si no decidís para qué querés cambiar tu relación con tu padre, qué buscás conseguir con eso (por ejemplo, tener una cena de navidad donde toda la familia disfrute riendo), entoncés no tendrás un rumbo claro.

Perdoná, a lo largo del post caí en el error de Descartes porque…

Somos un ser integral

Algunos te enseñarán sobre meditación, otros tantos alabarán hasta el cansancio el analizarte tirado en una silla durante 20 años, otros más osados te querrán hipnotizar. Cada uno tiene una definición sobre lo que es la mente y sobre lo que es la psicología. Todos están convencidos de tener la respuesta universal sobre ese gran enigma “¿qué es la mente?”, y sin darse cuenta caen en el pozo profundo de la simplificación cartesiana.

Hay cosas que no pueden reducirse a unidades más pequeñas porque son mucho más que la suma de sus partes.

Por esta misma razón no podemos utilizar “solo” la Psicología Retrospectiva, la Psicología Introspectiva o la Psicología Prospectiva. Cada una de las psicologías se enfoca en alguno de los 3 tiempos psicológicos, y estos 3 tiempos psicológicos no son otra cosa más que una parte de algo mucho más grande: VOS.

Nosotros nos movemos en el tiempo, somos quienes viajan mentalmente al pasado, quienes viven el presente, quienes podemos imaginar un futuro mejor.

Nada es estático, ni siquiera los tiempos psicológicos.

El pasado puede influir (e influye) en tu visión del futuro, de la misma manera que cómo vas creciendo influye sobre tu visión del pasado o tu futuro. No hace falta mencionar cómo la imagen de quienes queremos ser puede cambiar nuestra forma de ver y experimentar los sucesos pasados.

Todo está conectado, todo está interrelacionado. Si te dividí en 3 tiempos la psicología es para facilitar el entendimiento, pero no deja de ser una simplificación. No lo olvides nunca, sos más que la suma de tus partes.

Mejor evaluación del problema: la verdadera clave para cambiar tu mente

Lo mejor para el final. Por algo llegaste acá, estás buscando una manera de cambiar tu mente por medio de las psicologías.

Quizás probaste magia, métodos vudú, autohipnosis, la terapia de la banana… me da igual, si no reconocés el problema no podrás solucionarlo. O como diría mi amigo Jung:

“Lo que se resiste, persiste”.

Si no detectas el problema, no llegarás a ninguna solución. Por eso es necesario conocer qué te pasa, pero eso es solo el primer paso.

Para empezar el cambio no basta con “aceptarte”, debés derrumbar los cimientos poco a poco, ahí es donde entra el porqué hacés lo que hacés.

Sabiendo porqué hacés lo que hacés podés empezar a colocar los ladrillos y comenzar a cambiar tu mente de una vez. Para esto necesitarás un plan (o Dao), el cual lleva implícita una visión del futuro, debés saber para qué querés ser una mejor persona, no solamente “quererlo”.

Como verás, el problema puede estar en cualquiera de esos 3 pilares.

Puede que sepas reconocer tus emociones en momentos de desborde, pero no sepas porqué te sentís así. Tal vez conozcas tu pasado a la perfección, pero sos incapaz de conectarte contigo mismo en solitario, los pensamientos te abruman. O tu problema puede ser no tener idea de para qué estás realizando esa acción, no tener un objetivo claro y consciente, ser el bebé que llora esperando la teta. Una teta que nunca llega.

Resumen

cambiar tu mente -5

Hagamos un breve repaso, no quiero que te pierdas los conceptos más importantes.

  1. No existe una única Psicología. Las psicologías son 3, cada una correspondiente a un tiempo psicológico: pasado, presente y futuro.
  2. La Psicología Retrospectiva responde al PORQUÉ realizo tal acción o siento tal cosa (pasado).
  3. La Psicología Introspectiva responde al QUÉ estoy haciendo ahora (presente).
  4. La Psicología Prospectiva responde al PARA QUÉ estoy haciendo esta acción (futuro), ¿cuál es mi fin?
  5. No se excluyen entre sí. Se deben usar todas en conjunto para cambiar tu mente porque somos un ser integral, si se las divide el diagnóstico puede ser errado y el tratamiento conducir a lugares infructuosos (o dañinos, en el peor de los casos).

Anota todos estos puntos, los necesitarás para realizar el…

Plan de acción

cambia tu mente -6

Las malas lenguas dicen que solo aprendemos un 10% de aquello que leemos, por lo cual debemos pasar a la acción para afianzar nuestros conocimientos. Para tal fin, te plantearé unos sencillos ejercicios:

  1. Salí a caminar por algún lugar tranquilo. Mientras caminás pensá en cualquier situación actual de tu vida (puede ser tu carrera, tu relación de pareja, tu tristeza, etc) y respondé. ¿Por qué me siento/actúo así? ¿Qué pensamientos se cruzan por mi mente cuando siento/hago esto? ¿Para qué me siento así (cuál es la función de esta acción/sentimiento)? No te preocupés si al principio no se te ocurre nada, es normal. No pienso darte ahora ninguna técnica, ya llegará el momento, la caminata te ayudará a reflexionar.
  2. Grabá un audio o escribí en tu celular los resultados de tu reflexión. No te asustes si es poco, es normal bloquearse las primeras veces, solo dejá fluir tus pensamientos sin cuestionarlos.
  3. Volvé a tu casa, releé este post y fijate si consideraste todas las psicologías. ¿Le diste más peso al pasado, al presente o al futuro? ¿Cuál es tu punto débil? ¿Dónde te sentiste más inseguro? Anotá eso también. Ahora respondé a las 3 preguntas: ¿Por qué querés cambiar tu mente? ¿Qué pensás /sentís acerca de cambiar tu mente? ¿Para qué querés cambiar tu mente?
  4. Unite a Kaizen-Dao. Este paso es fundamental si te sentís perdido, en el manual gratuito obtendrás ejercicios similares y cómo ejecutarlos de forma correcta. Además obtendrás acceso a nuestro exclusivo grupo de Facebook donde participamos activamente, para que no te sientas solo en el camino.

Decime en los comentarios cómo te sentiste al realizar estos ejercicios, planteame tus dudas y tus conclusiones. ¡Estoy ansioso por leerte!

A %d blogueros les gusta esto: