fbpx

El 14 de febrero llegó. Los corazoncitos, ositos y flores rodean el ambiente. Miles de mensajes “TE AMO” escritos en las paredes… y vos solo, preguntándote cómo conseguir pareja.

Es inevitable, estas fechas sacan nuestro lado más cursi. A los enamorados les apasiona gastarse una millonada en regalos. A algunos solteros les despierta el deseo de estar en pareja.

Si tu objetivo es conseguir pareja, estás en la guía equivocada. Esta es la ANTIGUÍA: Cómo NO encontrar pareja. A pesar de que en esta te digo actitudes y creencias para nunca jamás conseguir pareja, también puede ayudarte en tu búsqueda infructuosa de novio o novia.

¿Qué esperás para descubrir como NO conseguir pareja? Seguí leyendo.

Revisando lo más básico

Antes de plantearte cómo podés conseguir pareja, novio, novia, novix o Novick, tenés que tener las bases bien firmes. Si no tenés las cosas bien claras la ruta hacia tu ansiado objetivo amoroso será un largo trecho lleno de clavos oxidados. A nadie le gusta agarrarse una infección en el pie, ni sufrir en el amor como un condenado.

Esto es fácilmente evitable si sos consciente de las razones de tu motivación para buscar pareja. Mientras más luz arrojes sobre tu inconsciente, mayor control tendrás sobre tu vida.

Así que, veamos cuáles son esos aspectos fundamentales a tener bien claros antes de comenzar una búsqueda salvaje, alocada y apasionada de una pareja.

¿Por qué querés conseguir pareja?

Ya lo tratamos anteriormente en Kaizen-Dao y lo volveremos a tratar hasta el infinito y más allá. Si leíste nuestra guía gratuita, la cual se te envía al unirte a Kaizen-Dao (¿aún no te unís?) sabrás sobre la importancia del porqué. Por si te perdiste el regalo, o no andás muy fresco con el concepto, te daré un pequeño megaresumen.

Imaginate como un gran auto, con ruedas, volante, asientos confortables y toda la cosa. Si quisieras hacer arrancar el auto sin gasolina, ¿se movería? Posiblemente no pasarás de los 2 centímetros. El auto necesita combustible para funcionar. Pues bien, el porqué es tu combustible… vamos un paso más allá: el porqué es tu motor. Si no tenés un porqué, no te moverás, no tendrás una razón para hacerlo, preferirás siempre la comodidad y confort de tu casa, teniendo miedo a salir al exterior.

Siempre existe un porqué, una motivación para toda acción que realicemos. Como te lo comenté al hablar de las psicologías, el porqué se ubica en el “pasado”, como tal, es una fuerza que te impulsa hacia delante y determina quién sos ahora y qué actitudes realizás.

Tus motivaciones

Sabiendo esto, es importante entender tus motivaciones para querer conseguir pareja.

¿Está cerca el 14 de febrero y te ponés a lo loco a conseguir a alguien que te pueda regalar chocolates? ¿Es un deseo que tenías desde hace tiempo o estas fechas con sus corazoncitos, peluches, rosas y demás artillería emocional te lo despertaron? ¿De dónde surgen esas ganas de conseguir un novio o novia?

como-conseguir-pareja-1

Si querés algo, debés saber porqué

Tu trabajo es tener bien claro porqué querés conseguir pareja. Debe ser un motivo fuerte, trascendente, si tu respuesta es “porque quiero” o “porque quiero alguien que me abrace, me de besos, pueda tener sexo salvaje hasta tener multiorgasmos“, no me vale.

Si querés una pareja solo para abrazarla o besarla, adoptá un perro. Hay miles tirados por la calle, en perreras o esperando ser sacrificados. Hacele un bien al mundo, repartí cariño.

Si deseás disfrutar salvajemente de una noche apasionada, podés contratar un gigoló. ¿No tenés dinero? Usá tu imaginación, la masturbación creativa puede serte útil para muchas cosas.

Ya. En serio: ¿por qué querés una pareja? Te propongo reflexionar en las razones de este impulso tuyo, puede que después de bucear en tus profundidades termines perdiendo el interés.

Si pasaste la prueba del autoanálisis y creés saber porqué querés conseguir una pareja, entonces pasemos al siguiente test.

¿Para qué querés conseguir pareja?

“Martín, esta pregunta es igual a la anterior”

Querido kaizen-daoísta, si ese fue tu pensamiento al leer este subtitulo, por favor leete este post sobre las psicologías.

De igual manera, como estoy de buen humor (y para refrescarte la memoria), haremos juntos un breve repaso.

Tu porqué es tu motor, la energía que te impulsa a buscar pareja (por ejemplo). El para qué es la función que cumple encontrar pareja en tu vida.

Es decir: podés estar queriendo encontrar una pareja porque te sentís solo, para que te haga compañía y te abrace. En este caso, la función de la pareja sería darte afecto.

Es solo un ejemplo, pueden haber cientos más. Lo importante es también tener claro qué función querés que cumpla esa pareja en tu vida.

¿Para qué la buscas? ¿Para sentirte mejor? ¿Para presumirla a tus amigos? ¿Para que te pague la comida? ¿Para poder ir al cine a mirar “Animales fantásticos 3” sin ser juzgado?

Tu futuro idílico junto a tu pareja

Además de analizar la función de tu pareja en tu vida soñada, deberás imaginar tu vida con ella.

¿Cómo te imaginas teniendo una pareja? ¿Siempre feliz, alegre, jugando, riendo y diciendo cursilerías? Si la respuesta a esto es un sí, caíste de lleno en una trampa de la industria de la felicidad. Espero me perdones por romperte la ilusión: no existen parejas perfectas y felices por siempre. Es un mito. Como los unicornios, los reptilianos y los kaizen-daoístas radicales.

Por favor, planteate de vuelta la pregunta: ¿cómo te imaginás una vez conseguida una pareja? Así no tengas la respuesta de forma consciente, tu inconsciente sí que tiene una proyección de eso. Espera muchas cosas: desde la felicidad pura y absoluta, hasta la tristeza y el abandono.

Conocer tu visión a futuro te ayudará a tomar mejores decisiones a la hora de buscar una pareja. Saber a dónde te querés dirigir y cómo querés ser en un futuro es fundamental para tu crecimiento, lo sepas o no siempre irás hacia un destino. Conduce tu destino, no querrás encontrarte dentro de 30 años divorciado 5 veces, casado, con hijos y siendo infeliz.

Actitudes para nunca conseguir una pareja

como-conseguir-pareja

Asumamos que tenés todas las cosas claras. Ya sabés porqué querés una pareja y para qué la querés. Quizás al analizarte a fondo notaste que no querías una pareja, al menos por el momento. Si este es el caso, felicitaciones, lograste un autodescubrimiento del que pocos son capaces de alardear.

En caso contrario, si la meditación solo consiguió encender más en vos las ganas de tener una pareja, solo me resta advertirte de qué cosas NO hacer para conseguir una pareja.

Al realizar cualquiera de estas actitudes tu posibilidad de tener una relación se verán disminuidas estrepitosamente. Si reallizás todas, te lo aseguro: es más probable ver al monstruo del Lago Ness bailando cumbia que verte a vos con pareja.

Eso con suerte, porque si a pesar de realizar todo esto conseguiste pareja, te auguro un futuro muy oscuro, más adelante entenderás porqué. Ahora pasemos a las actitudes para nunca conseguir pareja.

Ser tú mismo

Si tu objetivo es nunca más en tu vida dormir abrazado a alguien, entonces sigue al pie de la letra la frase típica “sé tú mismo”.

Si querés gustarle a alguien, sé tu mismo, si querés ganar un concurso, sé tu mismo, si te sentís amargado, sé tu mismo, ¿te gusta matar gatitos? ¡Sé tú mismo! ¿No conectas de buena manera con las personas? ¡Sé tú mismo!

Hagas lo que hagas, nunca dejes de ser tú mismo. Porque no hay nada mejor que ser uno mismo… para no conseguir pareja (ni nada merecedor en la vida).

Te lo diré en forma clara: si hasta ahora no tuviste resultados con tus anteriores parejas, vivías peleando, al final terminaste lastimado (o lastimando a la otra persona), entonces ser tú mismo es tu peor opción. Tu versión actual está estancada en actitudes que no te benefician, ni te beneficiarán si seguís repitiéndolas una y otra vez.

Ya lo dijo Einstein

“Si querés resultados diferentes, haz cosas diferentes”

¿Te estoy diciendo que finjas ser alguien que no sos para conseguir pareja? No. Te pido que seas tu mejor versión, construite como tal. Realizá acciones que te lleven lejos, pequeños avances (kaizen) siempre teniendo un Dao claro: volverte mejor.

Si no se te da bien empatizar con las personas, comenzá de a poquito a realizar acciones para desarrollar esa habilidad. Obligate a intentar empatizar, no te conformes con el “así no soy yo”. Es cierto, quizás no lo sientas “muy tuyo” pero para poder crecer debemos dejar nuestra zona de confort y trabajar nuestros aspectos más débiles. Eso implica no ser tú mismo.

¿Aún no caes en la importancia de no ser tú mismo para poder conseguir pareja? Hazte conmigo las siguientes preguntas.

¿Cómo esperás enamorar siendo “tú mismo” si siempre que eres tú mismo fallas? ¿Cómo esperás hacer sentir cómoda a otra persona si tu “reacción normal” es sentirte incómodo junto a ella? ¿Qué es más efectivo, rezar para conseguir “a la persona que te acepte tal cual sos” (mucha suerte) o convertirte en una persona que atraiga y enamore naturalmente?

Si querés profundizar más en este punto, te recomiendo leer este post de mi amigo Candido.

Cumplir todos los deseos de la otra persona

Nada más eficaz para jamás salir de la friendzone, o para meterte en ella de lleno sin posibilidad de retorno.

Llévale siempre la chaqueta negra en las noches donde haga calor, sal a las 3 am si te lo pide, deja de hablar con tus amigos y amigas para responderle en seguida a los mensajes porque sino te deja de responder. Adelante, realizá todas estas acciones para jamás conseguir una pareja. En cambio, habrás ganado el inmenso privilegio de ser el mejor amigo (o sirviente) de tu enamorado.

como-conseguir-pareja-3

“Martín, pero si hacerle un favor a otra persona es algo normal y bueno”.

Por supuesto, yo le hago favores a mis amigos y ellos a mí también. Pero jamás les pediré algo que sé va en contra de sus valores, ideas o contra su propia salud. Ni ellos a mí. Y, en caso de que alguna de las dos partes lo haga, la respuesta es tajante: no, gracias, tengo otras cosas importantes para hacer.

Porque ante todo, en cualquier relación, tanto con amigos como con una pareja, el respeto es la base fundamental. Debés esperar y dar respeto, pero más importante: debés respetarte vos mismo.

Respeta tu tiempo. Respeta tu cuerpo. Respeta tus ideales. Respeta tus preferencias. Respecta tu valor como persona.

Hacer favores a una persona en forma indiscriminada solo para conseguir un poco de su atención, por la pequeña posibilidad de que se vuelva tu pareja, es no respetarte. La fórmula perfecta para que no te tenga en cuenta como pareja, ¿cómo puedo tener una pareja que ni siquiera se respeta a sí misma?

Volverte un parásito

“No sé qué haría sin vos.”

“Me muero si me dejás”

“Sin vos no soy nada”

¿Qué tienen todas estas frases en común?

Son muy frecuentes en las relaciones de pareja o en quienes están buscando una pareja. No importa si llevan una semana, un mes, un año o toda una vida juntos, casi todas las parejas se dicen este tipo de frases.

“Martín, no tienen nada de malo, son frases de amor”.

No. Son frases de personas necesitadas, parásitos sentimentales, personas incapaces de valerse por sí mismas. Posiblemente en este momento me estés odiando, de seguro alguna vez las dijiste (o las decís) y no te parecen la gran cosa.

Te entiendo, yo también las usé y mucho, las repetía a diario con mis parejas. Me lo llegué a creer, si ella me deja, desaparezco, no soy nada, solo existo para hacerla feliz, para estar con ella… ¿sabés qué pasó cuando se alejaron? Me sentí horrible, mi vida literalmente parecía haber perdido el sentido. Porque el sentido de mi vida estaba destinado a otra persona, yo era un maldito parásito.

¿Nunca deberías usar estas frases?

Déjame dejartelo claro: podés decir estas frases, siempre siendo consciente de su fuerza. Recuerda, nunca le des el poder sobre TU VIDA a otra persona, porque nunca sabés qué puede pasar. Esa persona puede engañarte, dejarte, mudarse a otro país, irse con alguien mucho más atractivo (y menos parásito) o incluso morirse.

La situación puede ser peor, si aún no tenés pareja y ya estás dándole a esa persona un poder tan grande sobre tus emociones, estás perdido. Si esa persona te mira con mala cara porque se levantó de mal humor, vos te sentirás muy triste. Si esa personita te sonríe y te pide para hacer algún favor estúpido, te alegrarás y lo harás sin rechistar, después de todo, la necesitás.

El amor Kaizen-Daoísta

Por todo lo anterior, tenemos una frase de Mario Luna pegada en nuestra heladera y en nuestra mente para situaciones así:

“Te quiero, pero no te necesito”

Podés querer mucho a una persona, pero por favor, no la necesites. Cuando necesitás a alguien te empezás poco a poco a convertir en alguien dependiente, y casi sin darte cuenta, la atracción entre los dos se va diluyendo. Recuerda este punto para conseguir pareja: querer sí, necesitar no.

No unirte a Kaizen-Dao

La peor de las actitudes para conseguir una pareja. Si deseás ser soltero para toda tu vida, viviendo triste día tras día, no te unas a Kaizen-Dao.

Al unirte a Kaizen-Dao empezás un cambio efectivo y duradero en tu vida. Cada día que pase serás mejor que el anterior y, por si fuera poco, dejarás el mundo mejor.

¿Conocés alguna cualidad más sexy, atractiva y apasionante?

Yo no.

No tocar

¿Cómo podés mantener y aumentar la distancia emocional, sexual y pasional entre esa persona que te gusta?

No la toques, por nada del mundo. Si podés mantenerte a dos metros, mucho mejor. Ni se te ocurra tocarla sin querer en el hombro o en la mano. ¡Por dios! ¿Cómo se te ocurre siquiera darle un abrazo?

Cuanta más distancia física haya entre ustedes más difícil será llevar las cosas a más. La otra persona te percibirá lejana, si había siquiera una remota posibilidad de que te considerara atractivo, se va desvaneciendo con cada segundo que pase sin que te acerques.

Si en cambio, te interesa conseguir mayor proximidad emocional: tócalo. Mirá a los ojos al otro cuando te habla, cuéntale un secreto en el oído, juega con el anillo de su mano, pellizcale el cachete. Estos pequeños movimientos te harán sentir mucho más a gusto con la persona, y… ¡sorpresa! esa persona se sentirá mucho más a gusto contigo.

Cuando te quieras dar cuenta, los dos estarán abrazados hablando de todo, mirando a la nada y con una sonrisa de oreja a oreja. Esa es la magia del contacto físico. Si querés en verdad conseguir pareja, primero enamora a la otra persona. Si deseás enamorar, primero acércate, físicamente sobre todo.

Olvidar amarte

Este punto debería ser el primero, sin embargo preferí dejar lo más importante para el final.

Ya te lo adelanté en el punto de “no seas un parásito”, este podría considerarse el principal de donde se deriva “respetate”. Amarte es vital, para conseguir tus objetivos, mejorar, crecer como persona y para conseguir tener una relación sana también. Lo malo: muchos no saben qué es amarse realmente.

 

¿Qué es amarte?

Te dejo un vídeo del crack de Mario

Si aún tenés dudas, te lo resumo: amarte es construirte, avanzar en la dirección hacia la que querés avanzar. Amarte implica aceptarte, sí, pero aceptarte para en base a eso construir algo mucho mejor. Amarte es cuidar tu cuerpo, tu mente (y aprender a no separarlos) tu tiempo, tu energía, tu dinero, tu futuro profesional y, por supuesto, tu vida en general.

Si no te amás, ¿cómo esperás encontrar una pareja que te ame?

Creencias para jamás de los jamases conseguir pareja

Las actitudes son importantes, es lo más visible al exterior. Las personas ven tus acciones, escuchan tus palabras, juzgan y sienten en base a ellos. Sin embargo, no surgen mágicamente. Si sos algo perceptivo habrás visto cómo dejé entrever que lo más importante no es tanto lo que haces: sino lo que pensás y creés.

Las creencias son las encargadas de conducir tu vida (junto a impulsos, instintos y otros factores inconscientes).

Gracias a las creencias se generan actitudes acordes. Es muy difícil tener una pareja si no poseés las creencias adecuadas, no importa que tan buen actor seas, tarde o temprano tus gestos, expresiones o forma de tratar a la persona te delatarán.

Por eso, lo más profundo también debe atenderse. Demos un rápido vistazo a las creencias adecuadas para jamás conseguir pareja.

Nunca encontrarás a nadie

“Estoy solo, vivo solo y moriré solo. Nadie me quiere

Si deseás estar solo para toda tu vida, morir viejo sin tener amigos, pareja, perro o gato a tu lado, meté esa frase en tu cabeza. A largo plazo será tu realidad, tus acciones te llevarán a jamás encontrar a la persona adecuada.

No importa si de la nada cae un príncipe azul, con caballo blanco, castillo real y vida independiente, no harás nada. No será el indicado, porque creés que jamás encontrarás a nadie. Incluso es posible que tengas a la persona ideal para pasar toda tu vida (o al menos varios años) delante tuyo pero seas incapaz de verla.

Esta creencia consigue elevar tus prejuicios hacia las relaciones y hacia las personas en general. Por favor, si deseás conseguir una pareja, quítate esta frase de tu mente y cámbiala por algo más similar a:

“Si trabajo en mí, es imposible no tener muchas oportunidades”.

Aplicala a las relaciones, al trabajo, a tus finanzas o a la salud.

No soy atractivo

Si en verdad creés eso, ¿cómo pensás conseguir pareja? Si sos feo, no te gustás ni vos mismo, ¿cómo esperás atraer a alguien más?

Recordá, tus creencias se transmiten en acciones. Si creés que no sos atractivo, ¿cómo actuarás en tu día a día?

Posiblemente te tiemblen las manos al estar con una persona que considerás “por encima de tu liga”. No te atreverás a hablarle, o si lo hacés te temblará la voz. Cuando esa personita te diga algo, dudarás varios segundos antes de responder, “no vaya a ser que cague la oportunidad de enamorarlo”.

¿Sabes que es peor? Si en verdad creés que no sos atractivo, tenderás a descuidarte. “¿Para qué vestir bien si igual seguiré siendo poco atractivo?”. Esto genera un círculo vicioso donde poco a poco vas volviéndote menos y menos atractivo, no solo para quien te gusta, sino para vos mismo, reforzando aún más la creencia.

como-conseguir-pareja-4

Cortá de raíz.

No te estoy diciendo que si tenés obesidad te aceptes tal y como sos y no muevas el culo. Te estoy diciendo que te sientas atractivo por cosas que te acercan a serlo.

Si empezaste a hacer ejercicio, sentite más atractivo, porque estás trabajando en vos mismo, no hay nada más atractivo que eso.

¿Aprendiste a cocinar y ahora comés saludable? Perfecto, esos kilitos de más bajarán si mantenés esa pasión. Mientras tanto, sentite más atractivo, estás invirtiendo en mejorarte.

¿Te uniste a Kaizen-Dao y deseás mejorar el mundo? Me encantó, eso te suma 10 puntos extra 😉 .

¿Entendiste la idea? Sentite atractivo por tus esfuerzos. Si te ves atractivo acabarás contagiándolo al ambiente.

Soy como soy, no puedo cambiar

Lo sé, esto es un anexo claro de “sé tú mismo”. Como tal, una idea horrible para tu crecimiento.

No daré mucho énfasis en esto, ya hay un post dedicado a explicar este error y te lo comenté en otro punto anterior. Para ser breve, te daré unas reflexiones:

¿Qué tiene más valor? ¿Ser como sos o construirte como querés ser?

¿Preferís ser una persona pasiva, conformista, tímida? ¿O querés convertirte en una persona que va a por todas, activa, buscando siempre ser mejor y dejar a su entorno mejor?

En definitiva: ¿cuál de las dos personas te parece más atractiva? ¿cuál te parece que puede conseguir pareja cuando se le de la gana?

El sexo no es importante

como-conseguir-pareja-5

“Martín, hoy estás hablando mucho de sexo. ¿No te estarás pasando un poco?”

No. Y seguiremos hablando de sexo en Kaizen-Dao. Me jode de sobremanera ver tanto puritanismo por el desarrollo personal.

Así construyamos rascacielos, naveguemos por el espacio y nos internemos en las profundidades del océano, adiviná: somos animales. ¿Sabés cuál es el fin último de un animal? Sobrevivir y dejar descendencia.

Nos guste o no, el sexo dirige nuestra vida. No es lo único, cierto, pero es muy determinante. Más aún si querés conseguir pareja. Creer que “el sexo es secundario, lo único importante son los sentimientos” llevó a la ruina miles de matrimonios, relaciones y amistades.

Los sentimientos son muy importantes sí, pero… ¿sabés cómo se le llama a dos personas que comparten sentimientos muy fuertes pero que no se tocan ni con un palo? AMIGOS.

Déjame te lo digo más claro

A-M-I-G-O-S

¿No fui claro? Te dedico la siguiente canción (Ponele subtitulos en español 🙂 )

Es más, yo a mis amigos sí los toco: los abrazo, les doy la mano, nos reímos juntos y a veces nos damos unos golpes (¡maldito machismo!). Sin embargo, hasta ahora no he tenido sexo con ninguno de ellos.

Te guste o no aceptarlo, lo que separa la categoría “amigos” de “algo más” es lo sexual. No hablo solo de penetración: caricias, besos, lenguetazos, propuestas “indecentes” y la lista sigue.

Deja de engañarte, el sexo es muy importante.

Si creés lo contrario posiblemente terminés no tocando a quien te gusta para no “ensuciar” la relación (¿te suena este punto?). No solo eso, evitarás hablar de temas sexuales, no te saldrá ningún jueguito tonto divertido, cuando se te insinúe lo ignorarás o pasará delante tuyo sin darte siquiera cuenta.

Solo deja que surja

Cerramos las creencias con una muy catastrófica.

“Solo sentilo, dejá que surja de forma natural”

Si creés unicamente en “esperar el momento ideal para…” nunca llegará ese momento.

El momento no se espera, se lo construye, es tu deber ir construyéndolo. Si solo esperás que “surja” estás perdido. Necesitás un mapa de ruta, al menos a forma de guía o GPS, que te digan en qué punto de la interacción estás.

¿Cuándo debería dar el beso? ¿Espero a que sea el otro quien me lo de o me lanzo? ¿Lo agarro ahora de la mano o pareceré un necesitado? ¿Le hablo ahora o después? ¿Debería decir un chiste ahora o arruinaré el momento?

La experiencia te irá dando ese mapa de ruta, pero no te esperes resultados milagrosos. El camino es duro, necesitarás caer cientos de veces para entender y aprender cuándo y cómo hacer cada cosa. Solo ahí te será útil “dejar que surja”.

Porque “dejar que surja” implica dejar tu destino en manos de tu inconsciente y de lo que haga la otra persona. Te tengo dos malas noticias al respecto:

  1. La otra persona puede nunca hacer nada, dejando estancada la interacción.
  2. Tu inconsciente en modo automático solo puede hacer cosas a las que está acostumbrado. Si vos no sabés cómo avanzar en un encuentro con otra persona, él hará cualquier cosa… y eso no te gustará.

No dejes las riendas de tu destino en manos de alguien más. Te lo repito una vez más:

Construye tu destino.

Conclusiones

como-conseguir-pareja-6

Si llegaste hasta acá odiándome o llorando, te felicito. Sos valiente, no cualquiera se atreve a leer todo esto, enfrentarse a uno mismo y poder expresar sus emociones.

Te lo repetí mil veces: yo fui el primero en cometer todos estos errores. Muy a pesar de ello, conseguí no una, sino dos parejas cometiendo casi todos estos errores. Parece contra-intuitivo, ¿cómo podés conseguir pareja haciendo lo necesario para NO conseguirla?

Pues bien, querido kaizen-daoísta, como llegaste hasta acá te haré una pequeña confesión: las personas que se te acercan y se mantienen a tu lado cuando cometés estos errores no serán las indicadas. No importa cuanto las quieras (o pensés que las querés), a corto, medio y largo plazo se acabarán lastimando mutuamente, dejándose peor que como se conocieron.

Esto sucede porque por lo general, una persona necesitada solo atrae a otra persona necesitada. Vos podés necesitar afecto y la otra persona también, entonces entre los dos piensan “completarse”.

El problema es que uno no se puede completar con otra persona, uno tiene que ser una persona completa por sí misma.

Ya lo sabés, trabajá tus creencias, tu filosofía de vida, de esta forma te irás volviendo más atractivo y podrás conseguir pareja. No cualquier pareja, sino la indicada, una que esté alineada con tus valores, que te respete y se respete, una que te ame y se ame a sí misma.

Mejorar tus creencias demora un buen tiempo (meses o años incluso, si tenés alguna bastante arraigada). No desistas, mientras tanto no te olvidés de mejorar tus actitudes, por medio de estas también podés modificar tus creencias, es un sistema bidireccional.

Ahora te toca a vos

Hasta acá llegué yo. Ahora me gustaría leerte: ¿Cometiste alguna de estas actitudes? ¿Tenés o tuviste alguna creencia que te perjudicara a la hora de buscar pareja o de mantener una relación? Comentamelo debajo.

Si te gustó el artículo: ¡COMPARTILO! Facebook, Twitter, Instagram, paloma mensajera. ¡Da igual! Este artículo puede ayudar a algún amigo o amiga.

¡Un fuerte abrazo y feliz San Valentín! 😉

13 Compartir
Compartir13
Twittear
A %d blogueros les gusta esto: